Frederique Constant

por página

Los relojes Frédérique Constant son clásicos y al mismo tiempo atemporales. La pasión por los detalles hace de cada pieza una obra de arte como el efecto guilloché y los grabados refinados en las esferas, las cajas totalmente pulidas a mano para una sensación de lujo y suavidad consiguiendo un brillo extraordinario.